Loading...
Medio ambiente 2017-12-25T22:34:25+00:00

¿DESEAS MÁS INFORMACIÓN?

Contacta con nosotros

UN MATERIAL EFICIENTE 

El poliestireno expandido es un material realmente eficiente en cada una de las etapas de su ciclo de vida.

Durante la fabricación el EPS no daña la capa de ozono al no utilizar, ni haber utilizado nunca, en sus procesos de fabricación gases de la familia de los CFCs, HCFCs, ni ningún otro compuesto organoclorado, como agentes de espumado, de modo que el EPS no daña la capa de ozono. Además su fabricación no supone ningún riesgo para la salud de las personas ni para el medio ambiente, consume poca energía y no genera residuos.

El transporte del material resulta también en muchos casos ecológico dado la ligereza de la carga y en consecuencia el ahorro de combustible que representa.

En su utilización en la construcción, el EPS, también está caracterizada por su alta capacidad como aislante térmico, y su elevado índice de ahorro energético, lo que permite satisfacer todas las exigencias energéticas en la edificación, ahorrando una gran cantidad de recursos de energía y favoreciendo el respeto al medio ambiente. La utilización del EPS como aislamiento térmico en la construcción supone un ahorro importantísimo de energía en la climatización de edificios y una fuerte disminución de emisiones contaminantes (CO2 y SO2), contribuyendo de esta forma a disminuir el “Efecto Invernadero” y la “Lluvia Ácida”.

El material también es utilizado ampliamente en el campo del envasado y embalado de una gran variedad de productos. Ello es debido principalmente a sus excelentes cualidades y propiedades entre las que destacan su alta capacidad de protección (absorción de impactos) y de aislamiento térmico así como su ligereza y facilidad de conformado que le permiten adaptarse a las necesidades de cada producto a proteger.

Los envases /embalajes de EPS pueden estar en contacto directo con los alimentos puesto que cumplen todas las normativas sanitarias vigentes a nivel nacional e internacional. Además, el EPS no actúa como soporte de cultivos de hongos y bacterias.

Diferentes ecobalances o ACV´s muestran que el EPS presenta un impacto medioambiental bajo en comparación con otros materiales de envase y embalaje.

En ninguna de las condiciones de uso mencionadas la utilización del EPS supone riesgo para la salud de las personas o para el medio ambiente.

En último lugar diremos que el EPS es 100% reciclable pero puede ser reciclado mediante diferentes métodos. Existen numerosas aplicaciones para los materiales recuperados. El EPS ha demostrado mayor versatilidad que cualquier otro a la hora de adaptarse a los métodos de recuperación energética, reducción, reutilización y reciclado. Por eso los beneficios que aporta a la industria, a los consumidores y a la sociedad en general no se acaban cuando la vida útil del producto llega a su fin, sino que continúan, al recuperarse de ellos la energía que contienen mejorando así nuestra calidad de vida y favoreciendo la regeneración de nuestro entorno natural.